Conversaciones en dos ruedas

VENEZUELA-TRAFFIC

 

“Para que una ocurrencia se vuelva una aventura, solo hace falta contarla” – Jean-Paul Sartre

El tiempo vale oro y bajo esa premisa llegaron para quedarse a la ciudad capital los moto-taxistas. Odiados por unos, amados por otros, los moto-taxistas se caracterizan por ser gremiales, irreverentes y en un alto grado anárquicos. Han logrado posicionarse como uno de los medios de transporte más populares de Caracas. Los entre 90 y 120 minutos que pasan los caraqueños en tráfico, el mal estado del transporte público y las apretadas agendas de quienes aquí sobrevivimos, hacen que la aventura de ponerse en las manos y ruedas de estos señores valga la pena. Lo que en carro pudiese tomarnos toda una tarde dependiendo del día, con la ayuda del “transporte ligero” puede llegar a ser de tan solo 1 hora o menos. Los especialistas del transporte a dos ruedas parecieran ser unos malabaristas en cuanto al desplazarse por los espacios más reducidos y estrechos de la ciudad se refiere para que así sus clientes puedan lograr cualquiera que sea su cometido.

Van usualmente vestidos con chaleco anaranjado reflectante, lentes de sol, casco hasta la entrada de la frente y los más atrevidos de ellos con el celular amarrado a una de las orejeras del casco con cinta adhesiva por si alguna llamada entrase mientras se “chambea”.  Se desplazan por entre los carros a toda velocidad como si en cierta medida la vía fuera solo para ellos, tocan la corneta repetidas veces para anunciar su paso y son capaces de llevarse todo lo que se encuentran en el medio. Se han estereotipado y Erik Méndez no es la excepción.

Me topé con Erik a la salida de la clínica Metropolitana buscando alguien que me pudiese llevar del este de la ciudad a -nada más y nada menos que-  la Universidad Católica Andrés Bello. Erik venía llegando de una carrera que había realizado desde una clínica cerca de su epicentro de trabajo en La Yaguara así que no dudo cuando le propuse dirigirnos hacia esos lados. Los 120 Bs que me pedía cayeron como anillo al dedo en lo que a proporción tiempo/dinero  se refiera por sobre los 250 que me pedía un Daewoo Cielo color blanco que trabajaba en la línea de la clínica antes mencionada. Me doto con un casco de los antes descritos y con eso comenzó nuestra carrera a su vez traducida en esta entrevista.

Ricardo Zúñiga: ¿Desde hace cuánto que montas moto? ¿Llevas mucho tiempo en el negocio del moto-taxi?

Erik Méndez: Monto moto desde que era un chamito, más o menos desde los 14 años. Es un vehículo muy usado en los sectores populares propiamente dicho. En los últimos años se ha popularizado pero siempre ha estado presente. Te ayuda a desplazarte rápido por la ciudad y la verdad es que la vida aquí pasa muy rápido como para perder el tiempo en el tráfico. Comencé a trabajar como moto-taxista por un primo mío que me llevo a la cooperativa, se hace buen dinero y sirve para vivir bien. Además yo vacilo andar en moto, para mi es diversión y no un trabajo.

Z: ¿Es realmente el negocio del moto-taxi rentable? ¿Cuánto sacas diariamente?

EM: Bueno eso va a depender del día. En un día bueno se hacen entre 13 y 14 viajes. Un día malo como mucho sacamos 8. También va a depender del cliente que te toque. Hay clientes que te piden que te quedes con ellos por toda una mañana y eso es bastante dinero, hasta 500 Bs me he metido yo por tarde. Muchos de los clientes fijos que me piden por largos turnos me terminan dando buenas propinas y ahora en diciembre la cosa mejoró. Todo se trata en crear confianza

La verdad es que me genera más aprensión cuando manejan por las colas esquivando espejos retrovisores y parachoques que cuando lo hacen con metros de asfalto a sus pies, pero debo reconocer que sus palabras generaron en mí una confianza absoluta, estaba en manos de un profesional

Z: Y hablando de confianza, ¿Cómo se sienten los pasajeros cuando se montan contigo? ¿Sienten seguridad?

EM: Bueno al principio los que nunca se han montado en este tipo de transporte van cagaos pero yo les digo que no tienen nada de que temer y que si cumplen mis instrucciones todo va a salir bien. El pasajero es vital para el equilibrio del conductor. Ellos tienen que ser como la sombra de uno, si uno confía en ellos, ellos tienen que confiar en uno. Una vez que se acostumbran, todos quieren volver a viajar conmigo. Se sienten a gusto y todo les funciona bien. Lo importante de todo esto es que la confianza se gana. En este negocio nada es regalado.

Z: Bueno la gasolina la verdad que es un poco regalada, mantener el negocio no debe ser tan caro ¿no?

EM: Bueno si es barata, eso no lo puedo negar. Eso ayuda mucho.

Z: El tema de los repuestos para el mantenimiento ¿Escasean en el país o se pueden encontrar?

EM: Para esta moto yo consigo. Yo manejo una Empire Horse 125cc y aunque los precios algunas veces están muy altos uno paga extra para mantener la moto con quien siempre los consigue. Lo importante es cuidarla, mantenerle sus piezas bien cuidadas y al día para que a la larga no te jodan mucho. La moto da menos trabajo que el carro pero hay que saber cuidarla.

Z: ¿Cómo es su relación con los demás sectores que circulan por el territorio nacional (autobuses, conductores independientes, taxistas, camioneros)?

EM: Esto es una cuestión de respeto y aquí nadie respeta a los motorizados. La gente como se sabe en ventaja nos lanza el carro, no nos dan paso y nos ofenden, nos tratan de malandros. Es cierto que muchos malandros andan en moto pero hay quienes somos gente honesta y de bien. No porque yo ande con unos drogadictos significa que yo me drogue ¿verdad? Aunque bueno, es verdad eso de dime con quién andas y te diré quién eres pero no siempre es así.

Mientras más nos adentrábamos en el oeste de la ciudad más difícil se hacía nuestro trabajo de quedarnos con cada una de sus palabras debido al viento, pero la experiencia y la oportunidad hacían que el esfuerzo valiera la pena.

Z: ¿Se te ocurren algunas soluciones para mejorar la convivencia en las calles y avenidas de Caracas?

EM: La primera es que nos empiecen a reconocer como un colectivo serio y no como una banda de asesinos y ladrones. El trabajo también viene desde adentro, nosotros tenemos que hacer lo correcto para mantenernos dentro de lo que dice la ley. Para el año que viene el gobierno propone que todos los motorizados utilicemos los chalecos reflectantes al igual que nuestros pasajeros. Eso hará que los conductores nos vean con otros ojos pero también está en ellos el reconocernos y darnos nuestro lugar. Esto es dando y dando.

Z: Cada vez que un motorizado resulta herido en un accidente, todos los demás salen en su defensa ¿Qué opinas cuando eso pasa?

EM: Como todo en esta vida, tienes su parte buena y su parte mala. Lo bueno es que nos protegemos los unos a los otros porque sabemos que lo que hoy le pasa a uno le puede pasar a otro. Lo malo es que a veces hay quienes vienen con una actitud muy agresiva y eso termina perjudicando al gremio. Hay que recordar si no fuese porque algunos conductores no se la quisieran dar de vivos y darse a la fuga, esto no estaría pasando. Todo pasa por una razón.

Justo al final de esa pregunta, comencé a vislumbrar a lo lejos la azul pasarela que indica que el final de mi viaje estaba por llegar. Descendí de la moto, le devolví los utensilios alquilados y antes de realizar el pago tuve que cambiar un billete de 100 Bs en sencillo porque esta era apenas su segunda carrera del día y él no tenía. Le di el correspondiente pago más 30 Bs de propina por los servicios brindados. Se despidió de mí con el correspondiente saludos de “palmada-puñito” tan usual hoy en día, no sin antes darme su número en caso de que necesitara otro aventón. “Estamos a la orden para todo lo que necesites catire” me dijo y así sin más, prendió su moto y se fue no sé si a hacer la vida de los demás un poco más fácil o más difícil pero después de haber dejado en la mía una anécdota de esas dignas de contar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s