Carta de amor a un invidente

Sólo se ve bien con el corazón; lo esencial es invisible para los ojos – Le petit prince

A ti, amor

Aunque la primera letra de nuestro alfabeto, el pronombre personal con preposición de la segunda persona del singular y el sustantivo de lo que para mi representas, sean por esos avatares del puto destino. ajenas a tu vista, sé que no lo son al resto de tus sentidos. Eso es lo que me enamoro de ti, la capacidad de reinventar el diccionario para que las cosas cotidianas adquieran otro sentido.

Sé que lo puedes escuchar en el rasgar del sobre que contiene estas palabras y en el constante choque del lápiz con el papel. Se que lo puedes saber por el particular dobles de la hojas, dubitativo e inseguro al saber que se enfrentaría con tu sapiente tacto. Sé que lo hueles en el olor del grafito N°2 que se desprende de algunas partes del papel blanco, tamaño carta y desgastado en las esquinas debido al roce nervioso de mis pulgares al no saber cómo decirte todo en tan pocos gestos. Qué difícil es escribir en lenguaje corporal por más universal que pueda ser.

Sé que sientes como afinco el lápiz en palabras importantes como nosotros, mañana y el día después de mañana. Sé que notaras la ligereza con la que el lápiz se movía en cuanto a abrirme a ti se refería, todavía hay cosas que no me atrevo a decir. Tu sí que eres todo oídos. Se que perdonaras todas mis faltas gramaticales que fácilmente identificarás, así como los tachones y rayones que puedas llegar a encontrar. Eres de esas personas que quiere sin prejuicios y sin condiciones, con defectos y cualidades. Noto inclusive hasta como lo puedes probar en ese tragar pesado al saber que una carta con olor a polo black y adrenalina se posa en tu buzón.

Siempre he querido así sea por unos segundos tener ese don  de olerte en todos lados, tocarte en la más ínfimas de las cosas y verte frente a mi con los ojos bien abiertos por más lejos que estés. Esto más que una carta es una obra de arte y de arquitectura que entre ingenio y azar hace que puedas ver con tu propia ceguera todo lo que aquí te quiero compartir que no es más que llamarte por una vez más, Amor.

Siempre tuyo, donde quiera que este

Zeta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s