Carta a dos vedettes

Queridas Jimena y Dioshaily:

¿O prefieren que las llame por sus nombres artísticos “Rosita y Diosa”? Creo que tenemos la confianza suficiente a estas alturas para tratarnos de tu a tu. Tengo entendido que si de algo saben ustedes es de cómo en poco tiempo ganar en intimidad, eso debo reconocérselo. Eso y la asombrosa capacidad que han tenido ambas para mercadearse porque para ser sinceros, ese par de tetas  y ese culo no escasean en Venezuela como para causar tanto alboroto.

Sé que ambas tienen quizás la mitad del bachillerato, se que desde muy jóvenes empezaron con eso de ser vedette y se dé lo lejos que llegaron en ese mundo. Sé que una de ustedes tiene un libro y un disco, cosa que no es de gran orgullo, cualquier pendejo lo puede tener en este país si sabe cómo. Sé que detrás de cámaras se codean, por no llamarlo de otra manera, con empresarios, deportistas, famosos y figuras públicas varias. Se de la fortuna y la popularidad que han amasado con su cuerpo, cuestión que en este caso si puedo llegar a ser aplaudible siempre y cuando seas de esos para los que el fin siempre justifica los medios.

Se de sus intenciones de seguir haciendo lo que hacen e inclusive más y es por eso que aunque ustedes muy posiblemente no me lean, yo les escribo. Les escribo porque sé que aspiran próximamente a optar a un cargo de elección popular o defienden el hecho de que una de su gremio así lo haga. La verdad que nunca me importó lo que hicieran con sus vidas, que posarán desnudas en twitter, que ayudaran a un pran a salir de la cárcel, que se hicieran prófugas de la justicia la verdad que siempre me dio igual, cada quien hace de su culo un florero y nunca mejor dicho.

Pero ¿querer dirigirle la vida a la gente? ¿Ocupar una oficina pública? Ya eso es como demasiado, ¿no les parece?

Y no lo recrimino por el hecho de su profesión, ni por las cualidades humanas que puedan ambas tener las cuales como todo lo anterior me siguen dando igual. Lo digo es porque aunque para ustedes no sea lo usual, hay ciertas cosas en la vida para las que uno estudia, se prepara, hace carrera y en las que un buen par de tetas no son suficientes. Lo recrimino porque no tienen la preparación suficiente como para cumplir con lo que el deber ser de un buen gerente es; asegurar el bienestar de miles de personas, que no es lo mismo que los máximos 10 con los que pudieron haber estado en un mismo lugar y mismo lapso de tiempo (en el cual no dudo de su satisfactoria actuación). Ni ustedes ni el pelotero que quiere ser alcalde ni el chofer de metro bus que llego a presidente.

Eso es como querer poner un pieza de rompecabezas donde no va, como intentar prender un cigarro con agua y como tratar de caminar con las orejas. Es como ponerme a mí en una caja de bateo, o ponerme al frente de un autobús o a satisfacer la vida sexual de millones. Es como hacer literalmente el ridículo.

Zeta

Anuncios

2 pensamientos en “Carta a dos vedettes

    • Gracias por tu comentario! Todo lo contrario, no tiene que ver con la clase social a la que pertenezcas ni el ssxo con el que hayas nacido, es un tema de preparación. Margaret Thatcher era mujer y no venía de la familia mas elitista de todas y para mi es la mejor PM que ha tenido el Reino Unido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s