Espejismo de desarrollo

Por lo visto hay una mitad del país que cree fervientemente que el país ha logrado un avance en lo político en lo social y en lo económico durante los últimos 14 años de socialismo del siglo XXI. Que somos potencia económica en la región, que estamos a la cabeza en materia hospitalaria y  educacional y que sobre todo vivimos en un país donde las instituciones públicas tienen su legitimidad, entendida más allá del apoyo popular, bien ganada.

Hay muchos factores que pueden ser utilizados para corroborar o desacreditar esta declaración. Trataré de demostrar por los medios más objetivos posibles que esto no es más que una falacia, una mentira, un espejismo.

En primer lugar vamos a dividir este breve análisis en 2 artículos, el primero, que es este, basado en los alcances económico-sociales de la revolución y el segundo, en los político-sociales, que os lo daré esta semana. Decidí no incluir lo social como un aspecto separado porque requeriría de un estudio y de unas herramientas más avanzadas que en este momento no poseo y que además harían más engorrosa la investigación, por eso decido enmarcarlas dentro de los otros grandes bloques.

A mis amigos economistas, pido disculpas de antemano cualquier error que pueda tener, hice mi mayor esfuerzo por hacerlo lo más claro pero a la vez sencillo posible. Si en algo me llegase a equivocar, abierto totalmente a críticas estoy.

Es cierto amigos mios que nuestro Producto Interno Bruto creció en un 5,3%  durante el 2012 y se colocó en la posición número 33, sumando 402.106 millones de dólares en el 2012. No suena como una mala cifra. Hay que recordar entonces que el PIB es la suma del dinero producido por un país durante un periodo de tiempo determinado y que no implica que ese dinero vaya a ser distribuido a todos los venezolanos de la mejor manera. Para eso vamos a usar otro indicador económico llamado Coeficiente Gini. Este coeficiente es utilizado básicamente para medir la desigualdad de la riqueza de un país y se maneja en una escala del 0 al 1, siendo 0 una distribución totalmente  equitativa y 1 que el dinero está en las manos de una sola persona. Fácil de entender.

Un país con un coeficiente Gini de 0,25 se puede decir que tiene una distribución de la riqueza bastante buena, ya uno de 0,4 tiene que empezar a preocuparse y es justo ahí donde encontramos a nuestra querida Venezuela. Toda esa gran masa de dinero que tenemos se encuentra mal distribuida y además de eso, mal distribuida gracias al estado ya que es el, el dueño de la gran mayoría los medios productivos del país. Ojo, esto no lo digo yo, esto son cifras oficiales.

Una manera de compensar esto podría ser tener un alto índice de calidad de vida. Es decir que esa riqueza que el estado no sabe distribuir, la convierta en bienes y servicios de calidad para el individuo. Pero eso tampoco pasa y lo vamos a demostrar a través de otro instrumento llamado Indice de Desarrollo Humano o por su nombre en inglés Human Development Index. Este indicador creado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) mide la calidad de vida a través de 3 factores: los ingresos, la esperanza de vida y la educación. Lamentablemente en este caso ocupamos el lugar número 71 a nivel mundial, posición que también deja mucho que desear para el país con el 33º PIB más alto y con un coeficiente Gini que a pesar de no estar en estado crítico, es un poco preocupante. Como data importante, en este indicador nos superan Granada, Libia (Que viene de una guerra), Antigua y Barbuda y nada más y nada menos que Cuba. Llevamos 14 años trabajando por debajo de nuestras posibilidades.

Por último  pero no menos importante, además de tener una economía grande pero mal distribuida y que ha sido fallida a la hora de generar calidad de vida para sus ciudadanos, tenemos una inflación del casi 33% lo cual hace imposible que con los recursos que tenemos a la mano, podemos acceder a bienes de primera necesidad. Todo esto sin siquiera mencionar el tema del desabastecimiento del cual no vamos a hablar hoy.

Mi recomendación es que sigan ustedes mismos indagando en el tema y descrubrirán por ustedes mismos su propia verdad. Sean apóstoles de ellas ya que es la única manera de informar a un país que pide a grito saber su propia realidad. No hay nada mas importante para una democracia que un electorado bien informado.

To be continue…

Zeta.

 

Anuncios

2 pensamientos en “Espejismo de desarrollo

  1. como saber si el coheficiente gini, como tu lo refieres es una cifra que proporciona el estado; no esta manipulada si todos los datos que provienen son manipulados como costo de la cesta basica; nadie conoce a ciencia cierta cual es la producion real de Venezuela. Todos los datos e informacion que provienen del gobierno son manipulados a conveniencia del mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s