Mandamientos para una buena rumba según mi amigo AJ

10pm, nos echamos un poco de colonia, una última peinada y salimos. Ponemos a todo volumen la música y arrancamos. Ya es media noche y estamos bebiendo un buen trago de ron, vodka o whisky, cualquiera que sea la bebida de nuestra preferencia. Ya vamos a por la mitad del primer servicio y la cosa pinta bien. 2am, ya con la mirada un poco perdida nos damos unas tuzas trancadas en el medio de la pista. Una mezcla de tequila, cigarro y saliva recorre nuestra boca, somos adictos a esto. No importa donde, no importa con quien. 4am, se prenden las luces, vuelan los vasos, se arma otra coñaza. Otro idiota más que nos caga la noche. El hambre apremia, vamos a nuestra arepera favorita y con la luz que nos brinda el amanecer por otro día de fin de semana se nos acaba nuestra rutinaria rumba.

Repitamos esto por 53 fines de semana al año y tendremos la vida de cualquier caraqueño promedio en esta, la ciudad más monótona del mundo. Pero mi amigo AJ no es un caraqueño cualquiera. Mi amigo AJ no es ni siquiera un ser humano promedio. Por los últimos 10 años de mi vida he aprendido gracias a él que la rumba no se acaba hasta que uno no quiere que se acabe, que siempre hay espacio para un último trago y sobretodo que en esta vida lo mas importante es tripear. He aquí entonces la lista de los mandamientos para una buena rumba según mi amigo AJ.

  • Todo debe tener su orden lógico, en ese sentido no hay rumba sin predespacho. Un predespacho digno tiene por lo menos media caja de Marlboro rojo y una botella de ron. Algo suave para comenzar.
  • El predespacho debe durar por lo menos hasta las 11 para así, poder llegar a la rumba a las 12, los líderes no llegan temprano a ningún lugar. Mucho menos se van temprano
  • Según mi amigo AJ la rumba puede ser en cualquier lugar. La playa, una discoteca o una calle de Caracas sirven como locación.
  • Beber solos es de borrachos por eso siempre es necesario tener alguien a la mano que nos acompañe. Para que son los amigos sino para eso. AJ cree en la generosidad, si no tienes el te invita, si tienes, también te invita.
  • No es necesaria la música para acabar los trapos, mientras haya mujeres, ron y hielo todo va a estar bien. A veces podemos prescindir de la Coca-Cola.
  • No importa si son las 5 de la mañana y no queda más nadie que tú, los bartenders y un culito, siempre el servicio va a ser más rentable que un trago.
  • Así tengamos que vomitar medio local, uno nunca rechaza un trago, así sea de tequila. Eso está catalogado como un pecado mortal.
  • Como ya dije la rumba tiene que tener su orden perfecto y así como existen predespacho y rumba, también existe el afterparty. Todo vale, poco se recuerda.
  • Para mi amigo AJ la mujer perfecta va a depender no de su físico, ni de su personalidad ni de su inteligencia. La mujer perfecta es aquella que a las 6am es capaz de decir “sírveme otro”, mientras le prende un cigarro en el mejor mirador de Caracas.
  • Para mi amigo AJ lo más importante de la rumba son los amigos, aquellos por los cuales somos capaces de dejar de salir por ir a visitarlos a la clínica o sacarles las patas del barro. Para mi amigo AJ no habría rumba sin amigos ni amigos sin rumba y es por eso que AJ es el pana de todos, el líder del pueblo pero sobre todo uno de mis mejores amigos.

Espero que algún día les invite un traguito, luego me cuentan que les pareció

Zeta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s