Sweet Summer Part 1.

Ready, set, GO. Comenzó el verano. Ese tan ansiado tiempo en el que solo un grupo de masoquistas mete un par de materias en la universidad para adelantar mientras que la gran mayoría empieza una borragínea de “sex, drugs and reggaetón” de final inhóspito. Comenzó el verano y con el, papeleo de visas, búsqueda de hoteles, búsqueda de pasaportes y compra de nuevas maletas (Porque en Venezuela eso de repetir maletas 2 años seguidos es de niches). Comenzó el momento del cual vas a sacar todos los cuentos para sobrevivir todo el resto del año. Quien no tenga cuentos de su verano en octubre ni corona ni lo invitan a matrimonios.

Como buenos venezolanos que somos, verano significa salir del país, conocer otras –mismas- culturas, expandir nuestros horizontes y probar los McCombos de otros países. Una experiencia sumamente enriquecedora. Cruceros, tours y eurotrips, son los itinerarios más comunes para la familia venezolana durante el verano. Si a la vuelta a las aulas tu cuento no empieza con “Brother en esta discoteca de Madrid, Vin Diesel y yo..” entonces no eres nadie por el resto del año académico. Ya lo dije.

Entonces mes amis, este es mi recopilación de lugares y actividades para hacer durante este maravilloso momento del año. Cualquier parecido con la (verdadera) realidad, es pura coincidencia. Amusez-vous.

Empecemos con el destino preferido de todo Bolivariano de corazón. United States of America. The land of the free and the home of the brave. Nuestra parada en suelo Americano no puede comenzar sin primero admirar que limpios están los baños en el aeropuerto JFK, deseando que así fuese en Maiquetía y sin comprar un café en Starbucks, no importa que la temperatura afuera sea de 40· C, esa vaina te dijo tu tía que te aclimata. Las visitas a los Estados Unidos por parte de un Venezolano se dividen en 2 grupos. Las familiares (Miami) y las de turismo (NYC). Venezolano de corazón no llega a Miami a un hotel, ni de vaina. O tiene casa en Brickell, o la tía vive allá, no hay otra. Siempre hay un bautizo/primera comunión/boda/funeral de por medio. También es un recuentro de promoción. Rumbearas 2 o 3 veces en Mynt o en Opium antes de darte cuenta que te gastaste casi la mitad de tu cupo CADIVI en 2 shots y un agua mineral. El resto del viaje te quedaras en casa de tu tía, deprimido y con la única satisfacción de poder ver las series de CBS y ABC sin jalarle bolas a Cuevana.

New York es otra cosa. La ciudad más Cosmopolitan del planeta, Capital de los negocios, la moda y la diplomacia. Yankees, Mets, Knicks, Jets, Giants y Rangers conviven en esta ciudad. El MOMA y sus Marylins de  Warhol, comprar libros en Barnes&Noble, el Central Park, SOHO, Little Italy, etc. Pues nada de eso. El Venezolano va a ir 5 veces al Rockefeller Center, le dará 4 veces la vuelta a la 5th avenue y subirá otro para de veces mas al Empire State. Ira una noche a Time Square por eso de las luces e intentara comprar una entrada a un show en Broadway, acción de la que desistirá porque el The Lion King ya lo vio cuando tenía 3 años en el teatro Altamira y se meterá en el primer Mcdonalds que vea. Por cierto, en sus múltiples subidas al Empire State gastara más dinero en souvenirs de lo que gasto en el ticket de avión.

Como ultima recomendación, recuerden que NYC tiene 3 aeropuertos. Antes de su vuelo de regreso revisen el cual es su aeropuerto de salida, no hagan como una amiga mia que se iba por La Guardia y se fue al JFK.

Para nuestro siguiente destino hay que hacer una revisión de los conceptos del venezolano. A pesar de que todas y cada una de nuestras son “El Caribe”, para nosotros esto significa otra cosa diferente; un hotel 5 estrellas con salida a la playa, motos de agua, velero, aquaerobic, 5 restaurantes, casino y mini golf. Ese es el paraíso con el que nosotros soñamos. Y es que a que venezolano no le gusta secarse con toallas nuevas todos los días, los desayunos continentales y chapear así sea con la pulserita verde del todo incluido para mayores de edad. Nos agarramos más a esa pulserita durante el viaje que un CICPC a su chapa toda su vida. Para nosotros los hombres, el mejor amigo es “Wilfrido”, un cubano que atiende la barra de la piscina. No importa la edad. Las mujeres si van a cambiar de amigos dependiendo de la edad. Para las menores de 28 va a ser el panita de los collares y las pulseras de la playa al cual compraran mas de 100$ en accesorios para reglar desde la mejor amiga hasta la señora que le pinta las mechas en la peluquería. Para las mayorcitas sera la señora que cuida a las carajitas en el playgarden del hotel. Si pasa los 60 años su mejor amigo también va a ser un barman pero esta en esta ocasión no es otro que el del casino. Casino al que estarán enquistadas por 7 largos días o hasta agotarse la existencia.

Los lugares mas concurridas de nuestro “Caribe” van a ser Aruba, Punta Cana y Cancún, cuyas playas son igual o peores que las de nuestras costas, solo que con menos gringas.

To be continued.

Zeta.

Anuncios

2 pensamientos en “Sweet Summer Part 1.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s